Tomtom ONE V4 (series 30)

tomtom V4Hace unos días ha llegado a mis manos casi de casualidad -casualidad que daría para escribir otro artículo- uno de esos gadgets que nunca viene mal tener. En esta ocasión se trata del nuevo modelo del navegador más básico de la familia Tomtom: el ONE series 30 (también llamado V4).

He de confesar que soy usuario de sistemas de navegación desde hace ya algún tiempo. Desde que tuve la oportunidad de probar la primera vez, se me han hecho imprescindibles en el coche para llegar a muchos destinos a los que no me hubiera sido posible acceder -no al menos sin muchas complicaciones- sin la ayuda de estos estupendos guías electronicos.

He tenido la oportunidad de probar varios en forma de aplicación para la plataforma Pocket PC, y de hecho, el navegador que he venido utilizando hasta ahora está instalado en mi PDA-teléfono-GPS de Fujitsu-Siemens, para el que desde ahora tendré que buscar mejor destino, pues el Tomtom ONE se ha convertido desde hace un par de días en su sustituto por derecho propio, aunque por poca diferencia.

En primer lugar, mi Pocket PC, aunque completo, ya que tiene de todo (GPS, teléfono y PDA), es un poco “armatoste” comparado con las maravillas que circulan hoy día por la calle (véase HTC Diamond ), y dado que su función básica era únicamente servirme de navegador (vale, también como teléfono móvil secundario, pero no lo utilizo para nada más), me ha parecido más lógico y oportuno que esta tarea la llevara a cabo un aparatito “especializado” en esta labor.

Las ventajas del navegador en el Pocket PC era que la propia aplicación me permitía confeccionar, guardar y cargar rutas elaboradas por mí o por otros usuarios, cosa que el Tomtom ONE no tiene, pero por contrapartida ocurre que yo no suelo hacer uso de esta función, y sí de otras funciones que trae el ONE y que no están disponibles en la versión de Pocket PC. Una de esas funciones es la tecnología Map Share , que me permite hacer correcciones al mapa y enviarlas por internet para que otros usuarios puedan actualizar sus mapas, a la vez que yo me beneficio de las correcciones de otros usuarios. Sin duda una opción muy útil.

Además, la opción QuickGPSfix permite descargar unos ficheros con las actualizaciones de posición de los satélites GPS, con objeto de minimizar al máximo el tiempo de localización y conexión a dichos satélites.

Todo ello, con funciones típicas como aviso de radares, posibilidad de información sobre tráfico (opcional), y otros servicios y características que me han parecido tan interesantes como para inclinarme a favor este producto. Y ya que ha venido de regalo… ¿cómo desaprovecharlo?

Después de esto, me queda la tarea de pensar cuál va a ser el destino de mi pobre PDA…

Actualización (28-8-09): El aparato en sí funciona correctamente y tiene su lógica utilidad, aunque las rutas que algunas veces elabora no son del todo lógicas. Puede que esto sea debido, en gran parte, a la falta de actualización del mapa del que hace uso el dispositivo.

Unas semanas después de adquirir el navegador, pensé que sería bueno suscribirme a la actualización de mapas, servicio que ofrece la empresa tomtom desde su web. En estas fechas me he dado cuenta del tremendo error en el que he caído, y en el dinero inútil que me he gastado, puesto que he podido constatar que, aunque no dudo de que tomtom actualice los mapas para sus dispositivos, desde luego que esas actualizaciones son del todo un trabajo incompleto. Esto es algo que vengo observando personalmente desde que me suscribí a este servicio, pues cerca de mi domicilio existen nuevos elementos desde antes de realizar esta suscripción (gasolineras, rotondas, etc.) que después de tres actualizaciones aún no han sido corregidos e incluídos en el mapa. La gota que colmó el vaso fue un viaje que realicé este verano, en el que el aparato me hizo perder cerca de una hora debido a otros tres errores “garrafales” en el mapa, errores que se encontraban dentro de una misma zona, y que hicieron que la ruta calculada en ese punto fuera impracticable. Tuve que evitar las instrucciones del navegador durante 20 minutos para poder salir del “embrollo” en el que me había metido, con la consiguiente y mencionada pérdida de tiempo. Algo así en un viaje de unas cuantas horas es, si me permitís la expresión, una “putada”.

Incluso compré también el cable que me permitía recibir las actualizaciones del tráfico, servicio que de igual forma me ha demostrado no ser exacto, ni por un asomo…

Es una verdadera pena, porque no deja de ser buen aparato. Pero un buen aparato con un mapa con errores se convierte en un mal aparato, cuyas rutas no son confiables en absoluto.

Por tanto, no me queda más remedio que recomendar a mis queridos lectores que, antes de comprar un navegador, prueben y analicen el mapa en la misma tienda, y adquieran aquel aparato en el que se note que su mapa esté mejor actualizado, y que la empresa se tome en serio este trabajo, porque de lo contrario podrían adquirir un mal “copiloto” y “sufrir” las consecuencias.

Lo que me queda ahora es vender mi tomtom, y mirar otras opciones, como Garmin y Navman, o incluso el servicio GPS de mi teléfono Nokia, cuyo mapa pude constatar que sí estaba actualizado (al menos mucho más actualizado que el de tomtom). De hecho, fue al revisar este mapa cuando me di cuenta de que había empresas que estaban bastante más avanzadas que tomtom en la actualización de sus mapas, que fue lo que me chocó, dada la supuesta importancia de esta última en el sector.

También fue lo que me animó a iniciar un proceso de reclamación a tomtom, que aún tengo abierto en estos momentos, y del que por supuesto no estoy sacando (ni sacaré) nada en claro, excepto las típicas respuestas de siempre: “actualice usted el mapa” (ya lo tengo actualizado…), “pruebe esta otra opción” (opción que no sirve de nada si el mapa no está correcto), y otra serie de excusas con el único fin de darme largas y quitarse mi problema de encima lo más pronto posible. Encima no es posible presentar una hoja de reclamaciones oficial, porque la empresa tiene sede en Holanda. Así que después de haberme sentido engañado y pagar por un servicio del que no he recibido el producto actualizado que dicen ofrecer, no dispongo de la posibilidad de reclamar oficialmente, a no ser que se acuda al organismo adecuado, lo cual no tengo claro que resulte muy efectivo.

Lo siguiente es una reclamación por escrito a tomtom, una carta, que tengo que enviar a Holanda. Ya os mantendré informados.

, , , ,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)

  • Sobre el autor

    LiOnz

    LiOnz

    Nombre: David

    Apasionado tecnológico, en contacto con ordenadores desde 1989, por trabajo y afición.

    Dispositivos electrónicos, informática, fotografía y diseño digital, son pasiones de toda la vida que le han llevado a probar una gran variedad de productos tecnológicos de consumo.

    Curiosidad, ilusión y espíritu crítico son constantes que aplica en todos los aspectos de su vida, incluído este proyecto: LiOn Designs.

  • Sindicación RSS

    • Any Feed Reader
  • Mi Flickr

    www.flickr.com
  • Encuesta

    ¿Qué te parece el cambio de aspecto del blog?

    Ver resultados

    Loading ... Loading ...
  • Artículos en eBay

  • Internautas TV



  • Estadísticas

    • © 2008-2009 (liondesigns.net)
    • - Actualizado: 01/01/2010
    • - Visitas totales: 40,026
    • - Últimas 24 horas: 69
  • Licencia



    Contenido del sitio protegido por una licencia Creative Common 2.5 España, bajo las condiciones de Reconocimiento - No Comercial - Compartir bajo la misma licencia.